Arte y conectividad

Lo sustancial de la relación entre arte y medios o, más ampliamente, entre arte y tecnología, tiene que ver en nuestros días con una reflexión mucho más amplia que la que caracterizó a las primeras fases del llamado “new media art”.

Resulta evidente que las indagaciones acerca de la especificidad de una tecnología concreta como nuevo “medio” o “herramienta” para el arte ya no son las prioritarias; las preguntas más interesantes hoy no son más del tipo “¿qué nuevas o qué ‘otras’ posibilidades expresivas ofrece este nuevo medio o esta nueva tecnología?” o “¿qué tipo de imágenes puede un artista visual hacer con este medio o con estas tecnologías?” sino otras muy diferentes, relacionadas sobre todo con el impacto social de esos dispositivos tecnológicos: ¿cuáles son las dimensiones lingüísticas, semióticas, económicas, sociales o políticas propias de los medios y tecnologías que conforman el sistema de conexiones comunicativas globales?; una pregunta que nos permitiría afrontar otra de mayor calado: ¿cómo es posible dar una forma a la experiencia de vida en una sociedad articulada ―esencialmente ya― por la conectividad digital?.

Así pues, no se trataría ahora tanto de ocuparnos del análisis de las posibilidades lingüísticas o expresivas de las nuevas tecnologías y medios de comunicación, como del análisis creativo y de la tematización crítica de los procesos de nuestra inclusión en un sistema de conectividad generalizada.

De ahí que algunos de los artistas más interesantes no dejen hoy de hacerse preguntas acerca de las posibles aportaciones de esa forma compleja y crítica de pensar y actuar que solemos llamar “arte” en el análisis de los procesos de producción de subjetividad y experiencia que definen nuestras sociedades, caracterizadas cada vez más por estados de conexión permanente y por el flujo de una inmensa acumulación de información siempre en crecimiento.

Y si el arte de mayor interés ha sido siempre aquel que interroga acerca de las cuestiones más determinantes de su tiempo, es esperable del arte actual el hacerlo sobre las condiciones de nuestra experiencia vital en un contexto fuertemente modelado por esas nuevas tecnologías, por las potentísimas dinámicas sociales generadas por los usos multitudinarios de las nuevas plataformas, servicios y dispositivos de interrelación social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s