¿Cómo se está vendiendo arte en Internet?

Guest BloggerNati Guil Grund post vía Musas20

Con internet y las Redes Sociales estamos asistiendo a una revolución, en la manera en que las personas se relacionan y consumen, y en donde  la compra de todo tipo de productos a través de Internet es una realidad cada vez más cotidiana. En el caso del mercado del arte nos puede parecer un paso lógico y necesario,  que se vuelque también hacia la web 2.0.  En este post voy a hablar de algunas iniciativas (me dejo otras muchas en el tintero),  que se encuentran actualmente en funcionamiento para reflexionar hacia donde van encaminadas este tipo de iniciativas.

S edition (Sedition en castellano). Comenzó  a funcionar el en año 2011  y es una idea original de Harry Blain, fundador de la principal casa de arte contemporáneo internacional Haunch of Venison, Norton y Robert, el ex CEO de Saatchi Online, que posee una extensa la base de datos digital de los artistas contemporáneos. Es un ejemplo de las posibilidades de negocio que tiene adquirir productos para soportes digitales.

El propio Blain dijo:

“Pero lo que hemos tratado de hacer es replicar  online todo lo que puedes hacer  en el mundo físico cuando compras una obra de arte … No hay razón para creer que el mercado digital no funcionará de la misma manera.”

sedition

Dispositivos móviles s[edition]

Sedition combina las funciones de una tienda online (lista de deseos, tarjetas de regalo, regalo  de cantidades de dinero por atraer nuevos usuarios al estilo Privalia etc..) con las de una red social (otros pueden ver lo que has seleccionado o puedes tener contacto con otros usuarios).

Hay que destacar que no vende obras en formato físico sino únicamente en formato digital,  o podríamos decir digitalizado (algunas obras como el corazón de Neón de Tracey Emin es un animación de una instalación suya), cuyo precio oscila entre los  6€-1200€ en ediciones que van entre las 1000-10.ooo copias. Para evitar las falsificaciones cada comprador/a obtiene un certificado de autenticidad (digital, también) que le identifica como propietario/a de la obra.

La plataforma ofrece ediciones digitales de obras de artistas  de fama  internacional como  la ya citada Tracey Emin , Damien Hirst Bill Viola o Jake y Dinos Chapman y otros cercanos al arte contemporáneo como el cineasta alemán Wim Wenders. Algo así como obtener obras “menores” de artistas muy valorados en la actualidad (tendríamos en este momento que reflexionar sobre el valor de la marca vs la calidad de la obra), a un precio asequible.

Es destacable también que cada coleccionista  cuenta con su espacio (llamado Vault), al que accede para ver las piezas adquiridas. Éstas están disponibles en diversos formatos, para ser vistas en un televisor con conexión a Internet,  en el iPhone o en el iPad . Con una aplicación para cada dispositivo  nos permite visualizar las obras, con lo cual podemos colgar  una pantalla plana  y emplearla como lienzo digital o llevar la colección en el bolso para poderla enseñar donde vayamos.

Art.sy

Vista de Art.sy

Art.sy No es únicamente una plataforma para vender obras de arte. El objetivo principal con el que comenzó este portal, fue crear una gran base de datos que permitiera a los usuarios  realizar búsquedas eficientes de obras de arte y artistas, y a partir de ahí poder  crear tus propias colecciones y compartirlas en las Redes Sociales. Convertirte en una especie de Comisario al más puro estilo 2.0.

Así en Art.sy  no todas las obras están a la venta, lo característico de esta página es su potente buscador que te permite realizar búsquedas por estilo o movimiento, arte contemporáneo, tema o país. A continuación tenemos unos filtros para refinar la búsqueda como el tipo de obra, color, formato o en el caso de que estemos interesados en comprar podremos añadir también el precio.

Actualmente no está abierta, sino que se requiere una invitación, que se puede solicitar desde la propia página. Tienen un total de 5,000obras de arte de unos  3,700 artistas de 400 instituciones entre conocidas galerías, museos, colecciones privadas e instituciones.

Vip Art Fair. Es una Feria de arte contemporáneo que tiene lugar exclusivamente en la Red. Fundada por James and Jane Cohan, propietarios de la James Cohan Gallery en Nueva York.  En el caso de VIP Art Fair pretende evocar la misma sensación que se obtiene en una feria real. Así abren distintos eventos y podemos navegar por las diferentes galerías que participan o por las obras  , en un espacio bidimensional, por lo que favorece las obras como lienzos, fotografía o video, pero no a las obras tridimensionales, como la escultura no tanto ya que aparecen solo fotografías.

Este proyecto no pretende sustituir a la Feria tradicional, sino que se dirige a aquel público que, por una razón u otra, no asiste a ferias físicas y aquí tiene la oportunidad de participar online.

Collect Online. Se ha anunciado recientemente,  en el marco de la Feria de Arte Contemporáneo (ARCO) 2013, propone un espacio digital donde los interesados podrán adquirir obras, de una selección procedentes de las galerías participantes,cuyo precio no superará los 5.000 euros, desde el 1 al 17 de febrero, en colaboración con la plataforma de venta online de obras de arte norteamericana Paddle.

 Mecenas 2.0. He querido también incluir esta iniciativa malagueña, de reciente creación  que tiene como objetivo difundir y vender la obra de artistas emergentes (estudiantes de Bellas Artes de cualquier lugar de España) . Recuperar algo así como el concepto de Mecenas para aquellos artistas que no tienen todavía una trayectoria, para que éstos además tengan sus primeras experiencias de como funciona el mercado del arte.

Después de analizar las plataformas, extraigo una serie de reflexiones que os expongo para comenzar el debate 🙂

  • En mi opinión internet es el espacio natural, para los nuevos formatos y estas plataformas deberían integrarlos mucho más, en el caso de los formatos más “tradicionales” como el caso de la pintura o la escultura que es más dificil de apreciar a la hora de estar interesados, a no ser que utilices fotografía de alta definición o video.
  • Muy pocos ofrecen un servicio de asesoramiento de algún tipo,  para aquellas personas que estén interesadas.
  • Tampoco estaría mal plantearse el hecho de hacer más participativas estas páginas, por ejemplo ir un paso más allá y permitir un sistema de recomendación de la comunidad de las obras.
  • Sigue habiendo en la mayoría de los casos, poco apoyo a artistas o galerías más emergentes, se apuesta por lo conocido, pudiéndose utilizar como espacio de difusión de artistas o galerías emergentes.
  • Pese a que el arte  le gusta la innovación y los conceptos que son novedosos, el mundo del arte y específicamente el mercado del arte es bastante rígido y parece que para que una iniciativa tenga éxito debe de integrarse en estos parámetros. Creo que el formato “internet” no es lo mismo que el formato presencial, pero tampoco tiene porqué parecerse. Creo que en este aspecto se podrían hacer cosas mucho más innovadoras.

¿Qué opináis? ¿ Son estas iniciativas las adecuadas para vender arte en la red? ¿Compraríais vosotros/as obras en alguna de estas plataformas? Si conocéis alguna otra iniciativa interesante podéis incluirla en los comentarios y así animar el debate.

Guest BloggerNati Guil Grund post vía Musas20

5 Respuestas a “¿Cómo se está vendiendo arte en Internet?

  1. Muy buen blogg, Felicidades..! En primer lugar, los artistas necesitan nuevos nichos para poder exponer, vender y, darse a conocer. Las galerias, muchas de ellas, son elitistas y cerradas a la diversidad de arte. Otros crean exposiciones donde debes pagarles muuucho dinero para poder estar ahí, vendas o no vendas; además de que deberás pagar el avión, hospedaje, traslado y manupulación de la obra a exponer, dado que estos eventos los hacen en europa entre otros y, si tu vives en otro país, sólo imagina ese gasto…. por lo que es imposible para los artistas asistir a dichas expos. Si lograras vender un cuadro en esas expos a un precio (ejemplo) de $200,000.°° euros… ok, pero tampoco aceptarán cualquier cosa, como pasa en muchos lados.
    Segundo, en las galerias tienen a mucha gente que no tienen ni la mas mínima calidad artística, pero como son o, recomendados, o amigos, o hasta ciertos favores raros puedan llegar a tratar, pues es que están “encumbrados”… cuando verdaderos artistas están haciendo hasta graffiti. Creando verdaderas obras de gran calidad, pero que no son reconocidos por falta de dinero para ellos mismos poder montar sus expos, no le entran a las formalidades del sistema o, de plano no se venden en los términos en que les impongan hacerlo… o sea, tienen integridad. Frida Kalo, diego Rivera, Orozco, fueron parte del sistema, por consiguiente encumbrados; pero, tenían realmente la calidad artística mínima para decirles: artista? Davis Alfaro Siqueiros mismo criticaba severamente al pansón, sapo, que no sabía pintar y menos dibujar, como le llamó a Rivera… amén de que a rivera le encantaban los niños, como Juanita, a la que pintó muchas veces y, los de los vecinos, lo cual en lo particular llama severamente la atención. Por qué los niños de vecinos y servidumbre? Eran los únicos a su alcance para tener esa seguridad? Menos mal, en esa epoca no tenían internet, si no, ya sabríamos una realidad al respecto. Esto es un gravísimo problema en el ambiente artístico, por lo que los nuevos autores necesitan una verdadera autocrítica de saber quiénes son y si realmente son artistas o sólo embarradores de pintura. Porque cualquiera embarra pintura en un lienzo o un mural y le dirá que es una obra magnánime, pero si no tiene fondo, sentido, concepto, eso que esté ahí, sólo será material desperdiciado al que le llamarán: obra. Si tienen suerte y son familiares de gente encumbrada o del sistema, seguro ya son los increibles “grandes artistas”, pero la gente no es tonta y piden que se les de calidad, no payasadas o, de plano, porquerías. Si el verdadero arista logra tener recursos para exponerse,entonces puede tener alguna oportunidad, dado que las salas, dependiendo de la sala, son caras, si es que desean tener un lugar de prestigio que se mimetice con su obra.
    Tercero, internet viene a revolucionar esto y, con crear su página de internet les da esa posibilidad de abrirse al mundo. Con esto, esas obras serán juzgadas en su exacto nivel, cuando sean compradas o no. Eso serás su reloj de vida en el mercado. Los coleccionistas buscan reales obras maestras, no porquerías. Así que internet es el mejor nicho para exponerse y, saber si realmente son artistas. A una sala no asistirán mas de 600 personas si no es “reconocido”, y en internet está abierto a billones de personas que podrán ver, apreciar, comprar o repudiar su trabajo. Así incluso podrán no estar al acecho de malvivientes del sistema, abusivos y, de favores raros a cambio de hacerlos “famosos”. Amén de que así estarán a salvo de: “EL CRITERIO” “””artístico””” de los que juzguen sus obras en galerias para tratar de exponer con esos engreidos, por gente sin mas allá de prejuicios, ya sea de aspecto, raza, posición, puesto que muchos así se manejan, dejando de lado lo importante por estados neuróticos. Por eso es que existen corredores de arte y dan la cara por el artista que tratan de darle un aire de misterio y, así vender mejor.

    Gracias por la oportunidad de expresarnos en tu blogg. Me podría extender demasiado, pero traté de enfocarme en tu tema, el cual es muy inrteresante.

    Recibe un cordial y esquizofrénico saludo.

  2. This is a very interesting post. My experience is in online/digital media so my comments stem from that.

    One site for selling art that’s gotten a very high profile (because its a very good site!) is ArtFinder – https://www.artfinder.com/ It offered a recommendation system like you noted might be helpful but, the functionality has now been removed, but it originally started out my trying to use algorithms to predict what type of art users would like. It asked you to say which works you liked and then recommend some you can buy (the advisory service you not is lacking in your conclusions above).

    However, I wondered how effective this could possibly be. While you might be able to recommend books or music on the basis of subjects or themes, are we, as people, predictable enough that a subjective aesthetic interest in something could be created using artificial intelligence? Also, could this technology predict which pieces might become valuable for those looking to buy as an investment? Given that it is now gone, it would seem ArtFinder have decided the answer is “no.” (I have no connection with ArtFinder, so could be wrong.)

    I’m not sure, if this is correct or not but, I would venture to guess that for these types of recommendations to work, they not only need to be tuned to function well but also function over a GIANT body of content (artworks). The reason Amazon can make great recommendations isn the fact that it has so many books (and other goods) to offer you. I’m not sure the sites above will ever have THAT many works on them. Perhaps there is a need for an industry-wide form of recommendations? Or one that lets users follow work from specific artists and galleries so they customise the body of work they want recommendations from?

    • First of all, thanks participating with your comment.

      I didn´t know Artfinder and it is very interesting. Regarding your comments about recommendations, I have had this question many times.

      In the case of Amazon, the key of sucess is, as you say, its big database and the fact that they have a lot of users in its platform. I have visited many platforms and I usually find two problems: Some of them don´t have a big database and the classification system has some criteria that are not very helpful (even harmful), for example: relating artworks by color.

      In my opinion the keys of a good classification system are:

      A large database of artworks. You can start to build it by yourself, import data from other previous databased or partner with galleries and artists.

      Users could recommend artworks, This is very important.

      In addition, it also needs valoration system done by an expert, that would help to have a filter based on expert criteria. This can be done, for example, when the gallery, the artist, or the curator upload the artwork. Those users could have special permissions.

      I agree with you, it is a very interesting topic, and we need to think and work more on it,

      Thanks for open this discussion.

  3. Estimada amiga:
    Permíteme que acepte tu ofrecimiento de aportar mi modesta opinión al respecto de esta entrada tan interesante. Creo, efectivamente, que aunque los artistas somos bastante innovadores, el mundo en el que nos movemos es bastante conservador, pues creo que en la mayoría de los casos se tiende a una inversión económica por cuanto la firma del autor represente, no en sí, a la propia obra de arte por el grado de satisfacción y disfrute que la misma pueda aportar. Artistas, coleccionistas y amantes del arte debiéramos reflexionar algo más sobre este particular que tanto nos trae de cabeza (sobre todo a los artistas modestos, que debemos ganarnos la vida con otras actividades para sobrevivir). Creo que no se trata más que hacer de una actividad artística, una profesión liberal con la que podamos ganarnos la vida, por lo que, a titulo de autoreflexión, nuestros precios deben ser acordes a este punto de mira, para que otros (coleccionistas,etc.) puedan tener acceso a obras de arte originales. Quizás de esta manera todos saldremos ganando, porque a mi entender, las plataformas digitales, o cualquier otro sistema de ventas y/o promoción puede funcionar igualmente, creo en definitiva, que la obra de arte aporta en si misma unos valores intrínsecos, los cuales hemos olvidado, y a los que los artistas debemos lo que somos, nuestra propia condición y conciencia como tales.
    Gracias

    • Hola Juan Carlos, en primer lugar muchas gracias por reflexionar con nosotros sobre ese tema y aportar tu punto de vista como artista.

      Si, entiendo que muchas veces el mercado es muy rígido y no se arriesga por propuestas artísiticas más arriesgadas, o artistas menos conocidos, es un tema que daría para otro post, Calidad vs marca de la obra /artista.

      Como comentas la valoración de la obra a veces se queda en lo meramente económico, sin atender a otros criterios y lo que a mi me parece mucho peor que esas valoraciones las hacen unos pocos. Aunque, por otro lado, también están surgiendo también otras iniciativas de galerías, o proyectos que empiezan a apostar por otro tipo de artistas y otro tipo de mercado del arte.

      Yo en cambio , si que creo que internet y las redes sociales, por su propia naturaleza puede ser una gran oportunidad para hacer cosas distintas e innovadoras. Pero aquí introduzco otra pregunta, ¿Crees que los artistas están desarrollando habilidades tecnológicas, para moverse en este medio?
      Gracias y seguimos con la reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s