Crowdfunding en el sector cultural: una nueva necesidad

Guest BloggerNaiara Valdano (Art Gossips)

Durante años (o mejor decir décadas), el desarrollo cultural español ha estado en gran parte respaldado económicamente por el sector publico. Sin embargo, la crisis mundial ha afectado enormemente a las arcas públicas de nuestro país, influenciando gravemente al sector cultural y artístico. De hecho, los continuos recortes económicos realizados por el gobierno central y las administraciones locales en los últimos años han herido (en muchos casos de muerte) a numerosas instituciones culturales y proyectos artísticos.

La pregunta del millón ahora es: ¿cómo podremos mantener los más de mil centros culturales existentes en España y apoyar a los numerosos proyectos que surgen en nuestro país cada año? ¿Cómo se pueden dotar a todas las iniciativas de fondos suficientes para su desarrollo y mantenimiento?

Muchos gestores culturales han intentado buscar nuevos medios de financiación para depender menos de las subvenciones estatales o gubernamentales (cada vez más escasas en número). Entre las diferentes formas de financiación paralela a la inversión publica, podemos encontrarnos con un sistema llamado crowdfunding, también conocido como financiación en masa, microfinanciación colectiva  o micromecenazgo. Muchos de vosotros ya habréis escuchado estos términos pero, para aquellos que todavía no estéis muy familiarizados con ellos, estos hacen referencia a un fenómeno cada vez más extendido en el sector cultural en el cual muchas personas financian, a través de pequeñas aportaciones económicas, algún tipo de actividad o proyecto.

Este tipo de financiación se ha difundido en las ultimas décadas gracias, en gran parte, a la ayuda de internet. Jorge Iriarte comentaba lo siguiente en un artículo publicado hace ya más de un año:

La Red ha puesto en contacto a millones de personas en todo el mundo que necesitan del apoyo económico de otros para poder sacar adelante sus proyectos personales o profesionales. Desde una revista que nos habla de ciencia, cortometrajes de ficción o proyectos de solidaridad como ayuda para que un grupo coral formado por niños pueda viajar a un concurso internacional de canto (…).” [1]

De hecho, numerosas páginas web han aparecido en los últimos tiempos con la intención de poner en contacto a soñadores y donantes. Son puntos de encuentro en el que todos aquellos emprendedores culturales puedan recaudar los fondos necesarios para materializar sus ideas mediante donaciones de pequeños mecenas. Algunos ejemplos son www.verkami.com, www.lanzanos.com, goteo.org o www.latahonacultural.com. A pesar de que estos son solo unos pocos nombres, en dichas páginas podéis encontrar proyectos culturales poco difundidos pero dignos de conocer.

A pesar de mi gran interés en este tipo de financiación, no creo que esta financiación colectiva deba sustituir completamente a la financiación publica. De hecho, creo fundamental que tanto el gobierno central como los ayuntamientos locales respalden, promuevan y difundan la cultura y las artes para que estas lleguen a la mayor cantidad de personas posibles (recordemos que la cultura debe ser entendida como un derecho, no como un lujo). Sin embargo, pienso que buscar algún tipo de financiación alternativa como el micromecenazgo tienen varias ventajas muy destacables:

  • Encontrar mayores ingresos. El crowdfunding puede permitir encontrar más dinero a los responsables de proyectos y esto, en muchos casos, significa más libertad de acción.
  • Tener mayor independencia. Cuando un único promotor o un único organismo financia un proyecto, hay mayor riesgo de que estos “banqueros” interfieran en las decisiones por su poder económico. Sin embargo, el hecho de que un mismo proyecto sea financiada por varios donantes o mecenas ayuda a que dichas iniciativas sean más independientes de las decisiones de un único promotor.

 La financiación colectiva pude ser “una herramienta que nos puede ayudar a medir el grado de interés o demanda por cierto tipo de actividades culturales. Muchas veces se subvencionan proyectos que no tienen demanda real, que carecen de interés social por ellos mismos. Este tipo de plataformas nos pueden indicar si hay un interés o no por un determinado proyecto, si hay demanda o no, es decir, si hay suficientes personas interesadas en que ese proyecto vea la luz”. [2]

Para terminar con este tema, me recomendaron hace unos días un video en el cual se muestra una mesa redonda organizada por la Asociación Profesional de Gestores Culturales de Asturias (APGCA) y celebrada hace ya meses. Dicha mesa se llamo Nuevas formas de financiación para la cultura: el crowdfunding. Micromecenas para la cultura y en ella participaron los siguientes profesionales:

  • Alicia Pire (La Tahona cultural).
  • Marcos García (APGCA).
  • Lara M. Martínez (presidenta de APGCA).

En solo unos pocos minutos, podréis disfrutar de ideas muy interesantes sobre este tema… Os aconsejo disfrutar de este video, muy recomendable sobre todo para todos aquellos gestores culturales interesados en buscar financiación para sus nuevos proyectos.

Titulo: Nuevas formas de financiación para la cultura: el crowdfunding. Micromecenas para la cultura.
Fecha: abril 2012.
Subido a youtube.com por apgcasturias el 1 de mayo del 2012.

[1] Artículo Crowdfunding en el sector público, publicado en la página web dosdoce.com el 7 de septiembre del 2011.

[2] Artículo Auge del Crowdfunding: hacia una cultura más comprometida, publicado en la página web dosdoce.com el 23 de febrero del 2012.

Guest BloggerNaiara Valdano (Art Gossips)

2 Respuestas a “Crowdfunding en el sector cultural: una nueva necesidad

  1. Hola Naiara:
    Como de costumbre, las cosas llegan tarde, mal y nunca a España. Parece ser que el muy ‘unamiano’ dicho sigue en pie.
    El ‘crowdfunding’, que ya lleva su tiempo en los países anglosajones, apenas funciona en el mundo del arte y sí en el campo de la música y el cine principalmente. De hecho, apenas hay un proyecto de artes visuales serio que haya tenido relevancia en este campo (aparte de que un artista financie un proyecto vendiendo serigrafías o alguna edición limitada).
    Así, creo que debemos ser muy cautelosos con el tema y no pensar que es la última panacea, pues el crea que ahí hay una salida, se va a sentir decepcionado.
    El problema es que hay muchas cosas que se copian simplemente del mundo anglosajón, lo cual viene empeorado por todas esas traducciones al castellano estúpidas de libros de éxito del inglés tipo cómo ser millonario y demás, que en España por nuestra personalidad y cultura no funcionan. En los países anglosajones existe una importante cultura de aportación privada en la forma de patrocinio al mundo de las artes desde siempre, empieza a finales del siglo XIX que se ha mantenido hasta ahora. Es la cultura calvinista que, como bien explica Weber, propicia ese tipo de actitud. Eso no existe en España y por eso una iniciativa así trasladada sin más a nuestro campo es una entelequia y, me temo, solo generará falsas expectativas.

    Otro tanto ocurre con el tan cacareado concepto de ‘industrias culturales’, la otra gran salida. Me divertí mucho al ver el anuncio de la Fundación Canal con el ciclo de debate “De la cultura de la subvención a la industria cultural” con participantes como Calvo Serraller, Luis Alberto de Cuenca o Gerardo Herrero, que nos iban a explicar cómo hacer ese cambio. Pero, señores, que cara dura la de ustedes, si son ustedes los que están chupando todo el rato de la teta del Estado. Ahí no había ni una persona con experiencia en el tema, ningún experto británico o norteamericano. Pero así somos, hablamos de lo que no sabemos, pero cobrando y bien.

    Otro ejemplo de este momento de decadencia y despiste general del arte español, es el reciente el simposio en el CAC de Málaga titulado “La crítica de arte: una profesión para tiempos de crisis”. Vaya manera más miserable de tomarle el pelo a la gente, y en particular la gente joven. Si uno escribe sabe que el 99% de las personas que se dedica a la crítica vive de otra cosa porque la crítica de arte ha desaparecido de las revistas, periódicos, culturales, etc., y lo que pagan es absolutamente escandaloso. Pero eso el Sr. Francés lo sabe muy bien con la miseria que pagaba a sus colaboradores en “Arte y Parte”.

    En fin, es evidente que hay que buscar un modelo nuevo, pero está claro que el hecho de que el arte español no tenga ni la más mínima presencia internacional se debe a cómo en España se ha gestionado el dinero público por parte de instituciones como el SEACEX, museos, comunidades, ayuntamientos, etc. Al final en España lo público únicamente sirve para el “colegueo” y el nepotismo, no para apoyar propuestas serias. Y las personas que han causado este situación siguen ahí tan panchas, echando balones fuera y culpando a otros. Así es nuestro país.
    Un saludo
    Paco Barragán
    PD si quieres leer un artículo sobre crowdfunding muy práctico por un experto británico llamado Andrew Hetherington lo encuentras en la revista ARTPULSE
    http://artpulsemagazine.com/wanted-funders-to-help-art-projects-happen

    • (Por: Naiara Valdano)
      Querido Paco,
      Millones de gracias por tu comentario y por el link al articulo, que ya conocía y lo he vuelto a leer con mucho gusto.

      Es cierto muchas cosas de las que dices, y en ningún momento quiero presentar el crowdfunding como panacea o como la “gran solución” a todos nuestros problemas. Creo simplemente que es una buena opción asequible para muchos proyectos culturales organizado por gente que no consigue recursos aunque, como todo, es un método que tiene sus pros y sus contras. De hecho, no creo que deba ser la única opción a los problemas económicos del sector cultural, sino una pequeña posibilidad abierta para muchos y que puede ayudar a que proyectos salgan adelante.

      Lo que si que es verdad es que la cultura española siempre se ha nutrido de las subvenciones publicas y nos hemos dado cuenta (algunos hace mucho tiempo ya) que esa cultura de la subvención ya no tiene ni pies ni cabeza. Hay que cambiar el modelo pero, para eso, se necesita a gente que ayude a realizar el cambio con el conocimiento recibido con experiencias propias (y tristemente, como dices en España hay muy poca gente con una gran experiencia en otros modelos económicos que puedan ayudar a hacer el cambio, ya que el 90% de los profesionales culturales han chupado de las arcas publicas para sobrevivir). Se necesitan ya nuevas caras, nuevos modelos, nuevos métodos de financiación….

      Aun así hay que entender que existen problemas más preocupantes en nuestro país como, por ejemplo, una falta de educación artística brutal en todos los sentidos y a todos los niveles (colegio, instituto e, incluso, universidad). Si no se cambia esa educación desde la base, es difícil encontrar a gente que ayude al cambio y también muy difícil que el sector privado se anime a financiar proyectos culturales. En este punto, que parece algo básico, nos diferenciamos mucho de los anglosajones. En mi caso, viví dos años en Inglaterra y es increíble ver que allí museos e, incluso, pequeñas galerías de arte comerciales están llenas de visitantes (y de muchas caras jóvenes)…. Mientras, en España, los grandes museos están llenos de turistas extranjeros mientras que otros museos más pequeños y las galerías comerciales están completamente vacías!! La gente no se interesa por el arte y si antes de financiar un proyecto artístico puede comprarse un yate, se lo compra. Así de triste…

      En cuanto a lo que mencionas sobre el trabajo de la gente joven como críticos de arte a los cuales se les paga miserias, tristemente eso pasa en todos los sectores y trabajos. Nos han vendido que estudiemos carrera, masters, idiomas, etc y ahora nos encontramos con todos esos conocimientos y con que nos ofrecen sueldos de miseria. Personalmente no me importa empezar desde abajo…. Creo que todos los jóvenes tenemos que empezar desde la nada para aprender (hay que ser humilde y aprender, aprender y aprender), pero una cosa es empezar desde abajo y otra que se rían en nuestra cara.

      Un abrazo muy fuerte y feliz año… a ver si las cosas mejoran (o las mejoramos 😀 )

      Naiara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s