¿Cómo debería ser la relación de un Museo con sus usuarios en las redes sociales?

Guest Blogger Marta Lorenzo Jaudenes Post vía My Art Diary

Ahora que todo Museo o Institución Cultural que se precie sabe que tiene que estar presente en las redes sociales, surge la gran pregunta: ¿Cómo es esta relación? ¿Dialoga con sus usuarios, dinamiza sus contenidos, admite críticas? En definitiva, ¿genera una comunidad con sus, supuestamente, importantes usuarios? Pues bien, para poder ahondar en esta línea sea hace necesario hablar del entorno 2.0 que, de manera resumida, se caracteriza por la palabra COMPARTIR. Es decir, se trata de una gran plataforma donde opinar libremente, expresar ideas, generar debates, etc. Pero ¿saben los Museos acercarse  a esa nueva masa crítica de usuarios dándoles el valor que se merecen?  O simplemente, ¿son Museos que se han abierto su perfil en Twitter y Facebook y se creen que ya son 2.0? Mucho me temo que todos podemos enumerar más de una entidad cultural que no han sabido ver el gran potencial que les ofrece la Red. Un ejemplo es el Museo Esteban Vicente en Segovia, cuyo Twitter no sólo no ha publicado ni un sólo tweet, sino que no sigue a nadie y tiene la friolera de 2 seguidores.

Museo Estéban Vicente

¿Tiene sentido estar en la Red por estar? Hay que saber estar o sino, deberían que plantearse que mejor será no estar. Y es que nuestro “target”, ya no es un usuario pasivo, que no opina y al que podemos alimentar con contenidos superficiales y aparentes. Afortunadamente, el estallido del mundo 2.0 ha traído consigo ante todo una democratización u horizontalismo, donde ya no importa quien eres o qué cargo de poder ocupas, sino que tu opinión cuenta en sí y per se, por el mero hecho de ser un usuario de un determinado producto, en este caso, instituciones culturales y museos.

web-2-0-comic

Llegados a este punto se abre una nueva brecha, ¿pero quién es el encargado de gestionar  las redes sociales en Museos, Fundaciones, Centros Culturales, Espacios de Cultura? No deja de sorprender cuando llega a tus oídos que, algo tan importante como generar la imagen de una entidad cultural en internet, corre a cargo de becarios o de personal al que le ha tocado el San Benito de “mover eso de Facebook”, cuando ni sabe qué es! Y no hablemos de Twitter con sus @, #, RT, #FF.

A continuación, expongo conductas 2.0 efectivas en las, desde mi punto de vista, museos y fundaciones SÍ han sabido entender el valor de sus redes sociales y han generado una comunidad fiel, que se siente entendida y escuchada:

– En general, existe mucha curiosidad sobre cómo funcionan internamente las instituciones culturales, muchas veces ocasionada por la falta de transparencia de algunos grandes buque insignia. ¿Porqué no ayudar a iluminar esa oscuridad abriendo un poco “las tripas” de los museos? Iniciativas como las del Museo del Romanticismo con #Undiaen, enseñando los entresijos de los departamentos de su museo, son acciones frescas, que despiertan e identifican al visitante con nuestro museo y por tanto, nuestra marca.

Twitter MRomanticismo

– No hay que perder de vista a la nueva crítica de arte generada en la red a través de gestores de contenido web, es decir, los blogs. Hoy en día existen infinidad de blogs, desde los más especializados hasta los más amateurs, todos ellos con una voz que quiere ser escuchada. Cada vez más el sector del arte se ha dado cuenta de su importancia, que conforman una gran comunidad que tiene mucho que decir y sobre todo, mucho que aportar. Y es que su importancia no ha pasado desapercibida a una gran feria como ARCOMadrid, que en su edición de 2013, incluirá dentro de su Foro de Expertos el proyecto ARCO Bloggers, una plataforma de intercambio de ideas y claro ejemplo del momento de transición de los soportes analógicos a los digitales. A través de su participación online está siendo ya todo un éxito y superando todas las expectativas iniciales.

Y con epicentro también en los bloggers, la Fundación Mapfre está asimismo siendo pionera, incluyendo a este sector nuevo de la crítica dentro de sus programas y haciendo de nuevo patente que existe una nueva sensibilidad, que no es otra que el afianzamiento del mundo 2.0.

– Por último, y a nivel internacional, hay que seguir muy de cerca cómo las grandes art galleries están trabajando sus redes sociales. Ejemplos como los de la Tate son sobradamente conocidos por su apertura, dinamismo e innovación. Acciones como sacar virtualmente de sus almacenes obras de arte y exponerlas a la crítica/sensaciones de sus visitantes, son sólo algunas de ellas. Y es que no hay que olvidar, que la Tate alberga en sus almacenes alrededor de 70.000 obras de arte! Señores/as, es esta una manera muy sencilla pero inteligente de dinamizar una colección.

Tate

2 Respuestas a “¿Cómo debería ser la relación de un Museo con sus usuarios en las redes sociales?

  1. Comparto la visión de que ahora más que nunca los museos e instituciones culturales deben ser ejemplo de 2.0. Es un gran potencial que tienen por descubrir. Me encantó el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s