¡¿ARTE!?

Hay veces que escribimos cosas con intención de contar algo. Otras, la escritura se convierte en un desahogo, en una forma de soltar un montón de dudas y reflexiones que llevas dentro y que, al escribirlas, quizá puedas mirarlas desde fuera. Plantear preguntas más que buscar respuestas. Quizá las respuestas en algunos casos, no existan. Quizá sólo avancemos en la búsqueda planteando preguntas nuevas, o las viejas reformuladas.

Friedrich: El caminante sobre el mar de nubes

Friedrich: El caminante sobre el mar de nubes

A lo largo de la historia se ha pretendido dar una definición al concepto ARTE. Filósofos, sociólogos historiadores, literatos, han dado su opinión sobre el tema. Yo no soy filósofa. Soy historiadora del arte y museóloga, y aunque he pretendido dar una definición, nunca lo he conseguido. Y me alegro, sería demasiada responsabilidad responder tajantemente a una pregunta que después de muchos siglos de pensamiento, sigue abierta.

Desde Platón, Hegel, Danto, muchas propuestas se han puesto sobre la mesa. Yo sacaría unos cuantos puntos claves en los que, creo, todos estamos de acuerdo:

 -Es una creación humana.

-Es una creación “original”.

-Está vinculado a la realidad histórica y social donde se gesta.

-Es la materialización de una idea o concepto mediante unos procedimientos técnicos.

-La obra de arte contiene una gran dosis de subjetividad, no sólo en su creación, sino también, en su interpretación.

-El arte es un lenguaje y sirve para comunicar ideas, por lo tanto, contiene códigos que hay que conocer para poder descifrar el mensaje.

Bien, pues algo es algo, pero ésto no soluciona el problema. El arte toca sentimientos, emociones. No es una cuestión únicamente racional. ¿Es más arte aquel que más conmueve?

gpaneazsentimentale1973dv1

Gina Pane: Azione Sentimentale

Para seguir adelante, creo que es necesario sacar a la luz varias cuestiones sobre lo que se ha venido considerando arte a lo largo de la historia.

Las definiciones que hemos aceptado como válidas para el concepto ARTE han sido dadas por hombres (género), blancos, occidentales y en estratos sociales privilegiados. No podemos perder ésto de vista ya que esta realidad tiene sus consecuencias:

 -La exclusión de la mujer no sólo como creadora, sino como difusora, compradora, enseñante, etc. Es decir, su exclusión en el mundo del arte.

-La exclusión de otras etnias y razas en la definición y, por tanto, de sus posibles contribuciones.

-La exclusión de ciertos estratos sociales.

Por todo ésto, nos damos cuenta de que la historia del arte, tal y como aún hoy la estudiamos, es la historia de las creaciones de hombres blancos occidentales relacionados con los entes de poder.

Pues así las cosas, quizá deberíamos replantearnos todas estas definiciones de arte. 

tracey-emin-my-bed

Tracey Emin: My Bed

Una vez dicho ésto, y quizá cortando por lo sano con definiciones, reflexionemos sobre lo que es arte en términos más banales y menos espirituales.

Desde siempre, el arte ha estado vinculado al poder en sus diferentes formas: político, religioso, económico.

Donde antes los chamanes, los líderes religiosos, los reyes y nobles, decidían quiénes eran los artistas y las obras que merecía ser coleccionadas, encumbrando a unos, y castigando al anonimato a otros, desde la entrada en escena del capitalismo, el escenario cambió aunque el resultado no tanto. Los reyes y la iglesia se cambiaron por los coleccionistas privados. Ellos son ahora los que dirigirán el rumbo del arte y éste se someterá a las leyes de la oferta y la demanda que le son propias.

we_make_money_not_art

We make money not art

El mercado es pues, el que decide qué es y qué no es arte. Lo que entra en el juego lo es. Lo que queda fuera no. Ello no significa que lo que está dentro sea menos artístico que lo que queda fuera, y a la inversa. Pongo un ejemplo que ilustra la situación:

Vincent Van Gogh, por todos conocido y aclamado como genio, nunca fue reconocido como tal en vida y mal vendía sus cuadros a duras penas. Será cuando el mercado, los coleccionistas y las instituciones lo valoren, cuando su obra será mundialmente considerada arte.

Y la ¿Mona Lisa?. Imaginad que esta obra cumbre del arte mundial hubiera estado metida en la casa de unos pastores en las montañas y la “institución arte” no hubiera podido valorarla. ¿Sería arte?.

En la posmodernidad, donde las líneas entre clasificaciones, materiales, sentidos, etc se difuminan, resulta más difícil, aún si cabe, definir el arte, porque además, nos hace dudar de las definiciones que hasta ahora han sido dadas. Por ello y aunque fastidie, es aceptado (a regañadientes en muchas ocasiones) lo que el mercado dice, lo que él pone en la cima.Y es que la subjetividad a la hora de valorar lo artístico es tan amplia como personas hay en este mundo. Valorar cada definición individual de arte como posible es tan inabarcable y tan inasumible, que la necesidad de encuadrar nos deja en manos de algo tan poco emocional como es el mercado.

marcel-duchamp-mona-lisa-with-a-moustache-60001

Marcel Duchamp: Mona Lisa con bigote

No sé si con este artículo aclaré algo o lo he liado más. Yo sigo sin saber qué es arte, pero lo busco, y con bastante frecuencia lo encuentro. ¡Suerte!

8 Respuestas a “¡¿ARTE!?

  1. Sin duda intentar una definición del Arte suficiente abarcadora no es algo que se pueda relizar de manera sencilla. Hablar de Arte hoy es hablar de Totalidad, de la Vida si lo deseas y esto precisa más que una definición de cuatro lineas o por decirlo de otro modo como intentar definir qué es esta misma vida humana en esos mismos cuatro renglones. creo que todos los aspectos de los que hablais tanto tú como David tratan de perspectivas poliédricas de ese Arte cuya definición no se deja apresar. El Arte es todo eso y es más, es posibilidad y apertura de ser mucho más. Toda definición creo que pasaría por ser autorreflexiva y autodeterminante, es decir, el Arte se explica desde Sí mismo. Las facultades para captarlo pueden estar de manera apriori en nosotros como explica Duffrenne pero debemos entenderlo como un mundo en sí mismo. Creo que si fuera definible escuetamente pasaría más por hablar de la adhesión del espectador o la recreación de un gusto, de un modo, de una época, de una atmósfera en definitiva, de encontrarse en una afinidad con la que se empareja y se encuentra acomodado. También violentado quizás. Por supuesto ésta es una perspectiva más y además subjetivista. Pero la determinación del porqué de un juicio estético es el porqué de la determinación de la obra como Arte. Y si lo piensas bien, hablar de Arte es hablar del Hombre, del mismo que realiza ese Arte, que lo genera, que lo valora, que lo juzga, que lo intenta comprender. La pregunta sobre el Arte se encuentra en el Hombre mismo e intentar definirlo requiere la propia definción sobre lo que es el Hombre.

    • Bonita tu visión. Me gusta. A mí sólo me asusta de la indefinición el sentirme perdida, no saber por dónde piso. A muchos nos habrá pasado, el tener que defender una obra que quizá tenga más de 100 años porque para la otra persona “eso no es arte”, aún siendo quizá, un Picasso. ¿Podemos dudar de que un Picasso sea arte? Todo es cuestionable, sí, pero si nos quedamos con el “para mí el arte es” nos perdemos. O quizá no haya que ir más allá. Quizá “para mí el arte es” es válido, pero entonces rompemos la baraja y comenzamos todo desde el principio. Replanteando cada obra, las pasadas y las presentes. Mucho trabajo por delante 🙂

  2. Muy interesantes las propuestas que haces sobre el Arte. En clase con los alumnos partimos todos los años de la idea de Gombrich. “No existe el arte sino artistas”. Les hace pensar, reflexionar. Pero al final volvemos de nuevo a la pregunta. Vale, no existe el arte, pero lo que hacen los artistas ¿qué es?.

    • Aunque hay muchos libros que hablan sobre el tema, aún no hemos llegado, creo, a una definición. Quizá la redefinición continua sea algo consustancial al mismo concepto arte.

  3. … por seguir en la misma onda que propones al principio ( de plantear más dudas, no de responderlas, – que como dices es la forma de avanzar y al fin y al cabo es lo que uno hace toda la vida) planteo algunas cosas:

    Lo que llamamos arte puede no estar hecho por el ser humano, ni tener intención de nada ni querer comunicar nada concreto (un objeto encontrado o un paisaje), sólo necesita ser definido así ( por un humano, ) y provocar una emoción.

    Provocar – en el sentido de “generar una reacción emocional”- no es lo mismo que comunicar. Para mí el arte no es un lenguaje (puede serlo si quiere, pero no es esencial); la relación entre significante y significado está rota, es subjetiva o no existe, se busca otra cosa, no significado sino emoción.

    Si intentamos comunicar algo tan sencillo como “dame el vaso” de forma artística nos podemos encontrar que la persona interprete “vaso” de forma subjetiva, emocional y libre y tengamos que beber en una tostadora. Muy artístico pero efectivo como comunicación. Y probablemente poco saludable.

    Por esto mismo, arte no (o no necesariamente) ” se materializa mediante tecnicas unos conceptos”. Esa supuesta separación entre forma y contenido es una trampa (y muy vieja).

    Para mí tampoco tiene por qué estar vinculado a una época. De hecho, para mí la sensación artística necesita estar fuera del tiempo, lo detiene o lo ignora. Lo veo muy claramente en la música: cuando la escuchas, ¿escuchas siempre el tiempo de una época, tuya o anterior? ¿no es posible tener una experiencia estética con música sin saber quién, cuando ni cómo está hecha? no sólo es posible sino habitual.

    Reconocimiento mundial… ¿es necesario, y es equivalente a mercado? Y cómo se mide eso? la cantidad de gente que considere algo Arte ( o como dices, su status socioeconómico) no determina que sea Arte, ni tampoco creo que determine que “no lo sea”.
    Es decir, ni creer que se mide “por superioridad numérica” (algunos prefieren usar el eufemismo “consenso”) – expresada en número de admiradores, o cifras de venta o precio de mercado- ni la tendencia al elitismo: quien cree que si algo está en el mercado mundial no puede poseer cualidades artísticas. ¿cual es la medida entonces?

    La gran dosis de subjetividad en la creación y recepción que sugieres, para mí no es grande, sino mucho más compleja y decisiva de lo que desearían ciertos mecanismos de control social – como los que dices, grupos de poder económico, esencialmente basados en el uso de la fuerza.

    Yo veo que esos grupos de control social, de poder, los que marginan lo que no encaja en sus proyectos – como dices etnias, géneros, etc. – desde la llegada de la postmodernidad hicieron un esfuerzo para volver a colocar la modernidad y sus ideas de vuelta en el trono, porque encajan muy bien con el totalitarismo neoliberal al que hemos llegado.
    Creo que desde finales de los 90 ( intuyo que es por ahí cuando empezaron) empezó el esfuerzo por quedarse únicamente con la frivolidad y superficialidad de lo postmoderno olvidando las críticas al totalitarismo moderno de los 50 – no hay más que ver cómo les gusta el Pop Art reinterpretado superficialmente- encaja con una agenda política de la que ahora tenemos que pagar las consecuencias. La diezma del señor feudal.

    • Hola David. Bueno… Es complicado. Creo que lo natural, por sí mismo, no es arte. Como dices, necesita que el hombre lo reconozca como tal. Técnicas o ideas, pero necesita de la intervención humana. Por otro lado, sí que creo que el arte está relacionado con la época en que se crea aunque pueda ser alargado en el tiempo, disfrutado durante siglos. De hecho, creo que si de verdad es arte, ésto sucederá. Pero, será porque soy historiadora, no me imagino el arte como un ente que está por encima de todo, del bien y del mal. Estoy convencida de que no se puede desligar de la historia y la sociedad donde se creó. Aunque, repito, si es bueno, sobrevivirá. En el texto digo que no todo lo que está dentro del mercado es arte, como no todo lo que está fuera no lo es. Yo no niego eso. Lo que sí es una realidad, y creo que es necesario ser consciente de ello, es que hoy por hoy, el mercado dicta qué es y qué no, aunque todos sepamos después que hay muchos matices en esa línea de separación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s