ARCO13: Enrique Radigales y un Piranesi como fondo de escritorio

ARCO_Souvenir_file000325

Detalle de una pieza de la serie Souvenirs de Enrique Radigales

Texto original “La papelera del ordenador como incubadora de obras de arte” en “El Arte en la Edad del Silicio” Blogs – EL PAÍS de Roberta Bosco y Stefano Caldana.

Muchos artistas trabajan sus obras dejándolas esculpir por la vida misma, como en el caso de las recientes piezas de Gerard Moliné y Bigas Luna. Moliné deja unas esferas de mármol moldeándose en el cauce de un río, mientras que Bigas Luna deja que el aire libre y las inclemencias meteorológicas conviertan sus antiguos guiones cinematográficos en esculturas que parecen de mármol. Mirando estas obras la pregunta surge espontánea: ¿En qué medida estos procesos de deterioro natural se pueden reconducir en el marco de las creaciones digitales?

The Goma - Enrique Radigales

Serie Souvenirs de Enrique Radigales en la galería The Goma, Madrid

Una respuesta viene de Disolvente sobre .TIFF, una muestra abierta en la galería The Goma de Madrid hasta el 23 marzo, dedicada a las creaciones del artista interdisciplinar Enrique Radigales (Zaragoza, 1970), presente también con diversas piezas en el stand de The Goma en la feria ARCOmadrid 2013.

Volvemos a rescatar el formato entrevista/relato para acercarnos a las últimas creaciones de Radigales, uno de los artistas digitales españoles más internacionales, que acaba de terminar una residencia de cinco meses en el Eyebeam de Nueva York. Recientemente sus grandes instalaciones se han podido ver en el Matadero de Madrid y en el Centro Cultural de España en Ciudad de Guatemala, además de haber sido protagonista de muestras monográficas, tanto en España como en el extranjero.

La exposición Disolvente sobre .TIFF reúne una nueva serie de piezas de gran tamaño, bautizadas Semiborrados. Se trata de impresiones que comparten un mismo origen, haber nacido como archivos digitales que Radigales rescata de la papelera de su ordenador, convertida en lo más parecido a una incubadora de obras de arte. Gracias a un software de recuperación de datos, los archivos desechados acaban siendo rescatados, convertidos en una serie de imágenes desgastadas, que el artista luego imprime sobre vinilo y vuelve a tratar manualmente con disolvente. Con este nuevo gesto de borrado analógico, Radigales difumina la rigidez de los procesos informáticos que han desgastado las imágenes y finalmente las complementa con su huella pictórica, interviniendo con pinceladas de acrílico sobre la impresión.

Serie Semiborrados de Enrique Radigales

La Serie Semiborrados de Enrique Radigales en la galería The Goma de Madrid

El Arte en la Edad del Silicio. Cuando hablas de “un software de recuperación de datos, que se encarga de traer al presente archivos previamente depositados en la papelera del ordenador”, te refieres a un programa/software de tu creación?

Enrique Radigales. No, es un software gratuito que recupera los archivos borrados de tu papelera… Es muy sencillo: los archivos que tiras a la papelera no desaparecen del disco duro, cuando la vacías, sino que el sistema simplemente los marca como borrados. Sin embargo no los elimina definitivamente y cuando los recuperas con este software están como desintegrados, erosionados digitalmente, porque les faltan algunas partes.
Lo interesante de este sistema es que no tengo control sobre la erosión de los documentos, todo depende del algoritmo que utiliza el sistema para ocupar los bloques “borrados”. Hay veces que vuelvo a tirar a la papelera archivos recuperados, porque los encuentro un poco “verdes”, es como una maceración digital…

Parte de las piezas que se presentan en The Goma hasta el 23 de marzo, pertenecen a la serie Souvenirs, imágenes rescatadas del disco duro y modificadas por un algoritmo computacional, que posteriormente el artista imprime sobre papel fotográfico, sin realizar ningún tipo de intervención.
Souvenirs son recuerdos sin apenas experimentación por deslocalización: son imágenes de paisajes, divisados a través de la ventana del ordenador y extraídos de Internet, un nuevo Romanticismo fruto de la revolución digital”, explica Radigales.
Una vez recuperadas, estas imágenes son impresas y quedan enmarcadas. En estas impresiones, no hay huella del autor, a diferencia de los vinilos de Semiborrados, donde el artista pinta sobre su biografía digital con disolvente, modificando su memoria aunque sea con la intención de borrarla aún más.


Enrique Radigales

Enrique Radigales es un artista muy conocido de la escena new media internacional. Tras haber estudiado Pintura y posteriormente Sistemas Interactivos, ha derivado su producción hacia la escena digital y especialmente el net.art. En 2006 fue galardonado por la obra 29091597 en el concurso Ingenio 400, organizado por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, para celebrar el cuarto centenario de la primera edición del Quijote. La pieza, que aplica la tradición del metalenguaje y la poética del código a los sonetos de Cervantes, consiste en una página web que se actualiza cada 60 segundos, reorganizando la estructura de los poemas en nuevas composiciones visuales. La mayoría de sus trabajos de esta época están reunidos en Idealword, un proyecto ya concluido, que Radigales sigue manteniendo como memoria de su producción digital durante cinco años, entre 2003 y 2008.

El Arte en la Edad del Silicio. ¿Sigues trabajando también en ámbito estrictamente digital … net.art etc.?

Enrique Radigales. Si, desde luego. Algunos de mis proyectos necesitan una versión digital que se complementa con la versión física, es el caso de Gran Amarillo o 12 metros de landscape. En este último la idea fue ampliar la idea de paisaje neutral en Internet con un proyecto HTML, que muestra a lo largo de 12 metros de navegador, una cascada de imágenes encontradas en Internet, relacionadas con la idea de paisaje.
Cuando Rul, mi programador y yo estábamos trabajando en la programación del proyecto, decidimos crear tres criterios de búsqueda: nombres (montaña, valle, río…), adjetivos (frondoso, llano, caudaloso…) y prefijos (B/N, color, 60s, 70s…). Lo interesante es que el resultado nunca es el mismo y que las imágenes que se muestran muchas veces no guardan relación aparente con el paisaje, y esa es la verdadera neutralidad en Internet.


Enrique Radigales RUIN 0140 02062009

El Arte en la Edad del Silicio.¿Qué futuro vislumbras para el arte digital y el net.art?

Enrique Radigales.  Está todo por hacer, ya estamos tecnológicamente alfabetizados y nuestras esferas de trabajo y ocio están impregnadas de código. Esto significa que las ideas generadas en torno a la tecnología van a ser más accesibles y vamos a participar más de ellas.

Su trayectoria a pesar de estar estrechamente relacionada con las nuevas tecnologías ha derivado hacia un formato de obras híbridas, basadas en los paradigmas de los nuevos medios y la virtualidad, típicos del net.art. Estas piezas, que cobran una dimensión plástica y han logrado una buena visibilidad también en los contextos expositivos tradicionales, se basan en conceptos que abordan la relación del hombre contemporáneo con el mundo físico y el tecnológico.

El Arte en la Edad del Silicio. Nos fascina como has llevado las temáticas de lo digital hacia formalizaciones más tradicionales. ¿A qué se debe?

12 metros de landscape y ruins de Enrique Radigales

12 metros de landscape y ruins de Enrique Radigales

Enrique Radigales. Yo creo que es pura contradicción, me formé como pintor pero como artista he crecido con la máquina, y desde entonces no he dejado de traducir conceptos tecnológicos a disciplinas tradicionales, como pintura al fresco, escultura o dibujo. De todas formas esto nos pasa a muchos de mi generación, que nacimos analógicos y crecimos digitales. A diferencia de los nativos digitales, nuestra generación no pierde de vista el trasfondo analógico, nuestras ruinas culturales.

El Arte en la Edad del Silicio. ¿Qué trabajo has desarrollado en Eyebeam?

Enrique Radigales. He sido residente durante cinco meses en la primavera-verano de 2012. Era la primera vez que tenía acceso prolongado a un entorno tan tecnológico y lo increíble fue coincidir con otros artistas, que también utilizaban el lenguaje de las máquinas para comunicar ideas más humanas. Quiero decir que estos artistas, aun utilizando conceptos propios de un ingeniero o un programador, se esforzaban en que sus proyectos no ofrecieran ninguna resistencia al usuario-espectador, trabajaban con ideas nítidas y accesibles para construir interfaces confortables.

Recuerdo que al final de la residencia, en la presentación de resultados, propuse una acción (Lightpoint) que sintetiza un poco este espíritu de democratización tecnológica. La acción consistía en llevar la luz desde el sitio más luminoso de Eyebeam hasta la habitación más oscura por medio de una cadena de espejos. Hicimos una cadena humana desde la calle 21 hasta una habitación sin luz natural donde yo mismo había pintado un paisaje en una de las paredes, la idea era que si algún eslabón de la cadena se movía o perdía el pulso, el paisaje dejaba de verse, desaparecía entre las sombras. En ese momento cuando todos nosotros estábamos sujetando el haz de luz, parecía que estábamos utilizando un mismo lenguaje, fue emocionante…

En marzo vuelvo a Nueva York para hacer una exposición individual en el espacio principal de Eyebeam. Voy a presentar el proyecto 12 metros de landscape y ruins, que pudo verse en la Galería Baró de Sao Paulo en 2012.

Enrique Radigales Piranesi_como_fondo_de_escritorio

Enrique Radigales – Piranesi como fondo de escritorio. Stand The Goma feria ARCOmadrid

El Arte en la Edad del Silicio. ¿Qué exhibes en ARCOmadrid?

Enrique Radigales. Estoy con otros tres artistas (Pablo Jansana, Antonio Rovaldi y Till Gerhard) en un proyecto sobre el paisaje que ha presentado la galería The Goma. Entre otras piezas se podrá ver como fondo de escritorio, un grabado de Giovanni Battista Piranesi de 1872, donde he troquelado con láser el orden en que están las carpetas y los documentos de mi escritorio, en mi ordenador.

Texto original “La papelera del ordenador como incubadora de obras de arte” en “El Arte en la Edad del Silicio” Blogs – EL PAÍS de Roberta Bosco y Stefano Caldana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s