Pasear por una vida. Louise Bourgeois en La Casa Encendida.

Post vía @semiramis_glez

Hasta el próximo 13 de Enero La Casa Encendida nos propone una de las más jugosas exposiciones del otoño. Coincidiendo con la celebración de su décimo aniversario, el próximo 3 de diciembre, y olvidándose de la palabra crisis, con la disposición a afrontar un futuro cargado de ideas tan fecundas como esta década, presenta una impactante selección los últimos diez años de trabajo de Louise Bourgeois (París, 1910-Nueva York, 2010), muchos de ellos nunca antes expuestos.

expo_louise_bourgeois_4_th

HONNI soit QUI mal y pense, título de uno de los dibujos de la muestra, da nombre a esta meditada exposición comisariada por Danielle Tilkin y compuesta de esculturas, ensamblajes y grabados capaces de reflejar toda una vida creativa en los diez años de producción que abarcan. A lo largo de las distintas salas se tiene la sensación de moverse en el interior de una autobiografía, quizá por el hecho de que la obra de Bourgeois posee esa impronta de lo vivido y la capacidad para convertir pulsiones dramáticas en piezas de gran poder emocional. La artista parisina siempre trabajó sobre una temática profundamente personal, olvidándose de las modas, y puede que este sea uno de los motivos por los cuales no fue reconocida como artista hasta ya haber cumplido los 70 años.

louise1

Su enigmática producción, cuyo simbolismo oculto perpetuó hasta sus últimas obras, revela esa obsesión por el subconsciente no de una manera generalista y científica, sino con la atención puesta en su experiencia propia, su pasado y la influencia de este en el presente. Bourgeois mostró siempre una admirable capacidad para trabajar con distintos medios técnicos y reproducir en todos unas mismas obsesiones temáticas a través de múltiples narracciones. Todas ellas están presentes en esta exposición.

expo_louise_bourgeois_th

En las pequeñas piezas destaca el uso de la tela,  un material cálido que contrasta con lo que se representa. Por ejemplo, una figura femenina dando a luz un niño que se suspende en el aire, ligado a la madre a través del cordón umbilical. Una escena de dolor revelada a través del color rosa del tejido. No me abandones, un título evocador, remite a su propia madre y a los traumas familiares de su niñez, una presencia constante en la muestra, como las de lo doméstico, el hogar o la maternidad.

La insistencia en este último tema, la maternidad, se muestra de un modo frío e incluso lacerante, como en la serie de dibujos que repite una y otra vez la imagen de un lactante, apenas esbozado en pocos trazos, acercándose al pecho de la madre con gesto monstruoso; la boca se deforma de modo grotesco y parece amenazar con devorarla. Como la misma Bourgeois sugería en otras obras anteriores, el dolor se convierte en algo físico y psíquico: dolor y placer en un mismo acto, alimentar y ser alimento a la par.

Salas_Bourgeois_-_Manuel_Blanco_-_La_Casa_Encendida_adesk_-e495b

No en vano, se trata de una de las creadoras que mejor ha sabido usar el medio artístico como instrumento para exorcizar sus miedos y sublimar pulsiones. De su propia condición decía que el artista es de los pocos que tiene el privilegio de estar en contacto con su inconsciente, y que ese mismo inconsciente le llevaba a crear obras cargadas de significado; piezas ante las que el espectador de forma íntima debía tener una respuesta, más allá de cualquier explicación, ya que en caso contrario habría fracasado en su propósito. Así funciona esta exposición, cargada de sensaciones que se viven a cada paso, en cada obra, en cada sala que descubre nuevas formas, nuevas sintaxis plásticas.

Sus clásicas celdas también están aquí. Cell (Black days) (2006) ocupa un gran espacio y muestra una puerta entreabierta pero sin permitir el paso a su interior: una estructura de acero como prisión a la que no podemos acceder. Dentro, un suelo de madera con dos grandes esferas brillantes juntas, vestidos de mujer colgados y en medio, una escultura sin forma definida, realizada con bobinas de hilo enlazadas. Bourgeois nos traslada al hogar infeliz de su infancia, al espacio de enfrentamiento con su padre; una celda que retiene el pasado y los sentimientos asociados a él y que únicamente podemos observar desde fuera a modo de voyeurs de una vida ajena.

BAJA-Copia-di-cell-black-days-10248-CB-1_LGw

En otra de las instalaciones grandes paredes de madera generan un espacio interior central en el que se ubican una silla y dos espejos redondos; si uno se sienta, ambos le devuelven su propia mirada, en un acto de introspección y obligado examen a uno mismo. Este efecto es quizá lo que más destaca en la exposición: recorrerla activa a la par un ejercicio insconsciente que nos invita a repensar nuestro pasado propio y las emociones asociadas a él.

En esa serie de ideas que sobrevuelan toda su producción -familia, dolor, infancia, hogar, erotismo-, este último tema no puede pasar desapercibido. Bourgeois concibe el placer sexual del mismo modo en que plantea la maternidad, como un momento de placer y dolor extremos. Así, en una de las piezas una pareja se abraza, enlaza y confunde en una suerte de objetos sexuados que no parecen tener fin. Y la artista se vale de nuevo  de la calidez del tejido para esculpir una serie de cuerpos que, a modo de banquete carnal, parecen aglutinarse en uno solo.

lady-in-waiting-NEW

Bourgeois representa un caso excepcional de artista mujer que se desliga de etiquetas como expresionismo, surrealismo o feminismo, aunque lo cierto es que fue capaz de tocar esas y otras posiciones muy distintas sin haber sido intención suya. Su profunda capacidad para comprender los postulados de Freud en torno al subconsciente y a la figura del padre convierte toda su obra en una misteriosa sucesión de acontecimientos autobiográficos. Hasta enero podemos pasear a través de esta vida, una experiencia de dolor y placer, como ella misma lo sentía. La mirada irónica y cómplice de Louise Bourgeois y su enigmática sonrisa en el retrato de Mapplethorpe junto a Fillette, su escultura de un gran falo de látex, parecen decirlo todo en cuanto al significado de toda esta obra.

Más información en el blog Semíramis en Babilonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s