Entrevista a Remed

Hace un par de años conocí personalmente a Remed (Lille, 1978), artista que seguía hacia tiempo, desde entonces hemos compartido charlas sobre su obra y otros artistas, he visitado varias veces su estudio y hasta hemos colaborado en un proyecto comisariado. Lo cierto es que si antes me gustaba obra, después de conocerle me apasiona y creo que, además de ser un gran artista, es una gran persona. Te invito a que le conozcas un poco más en esta entrevista.

¿Qué te llevó a dedicarte al arte?

REMED- Mi suerte.
Las personas que encontré (directamente o no) durante mi vida.
Mi voluntad.
Mi esperanza.

¿Cómo fueron tus comienzos?

REMED- Mis comienzos… depende de si se habla de cómo empecé a dibujar o cuándo supe que era posible ser Artista.
Como cualquer niño, dibujé. Como cualquer teenager, paré de dibujar. Hubo varios llaves que me fueron dadas en el camino de mi vida. La primera, me la dió Louis Lambert (3ttman), cuando me propuso ir una hora por semana a un taller de pintura en 1997. La secunda me la dió Amadeo Modigliani a través un libro. La tercera, me la dió Nadjib Benbella en la medina de Marrakech. Cuando supe que uno podía dedicar su vida al Arte, he hecho todo lo posible para pasar el mayor tiempo practicando esta pasión.
Empecé a dibujar/pintar en mi habitación, acabé mis estudios a los 21. Trabajé un poco como web-designer, durante un año y medio, paré porque me aburría y tuve la oportunidad de dar clases de graffiti a niños. Me permitió aprender de ellos, ganar dinero y salvar bastante tiempo para mí. Hoy en día, agradezco la vida por dejarme crear cada día.

Madrid es tu ciudad adoptiva, ¿qué hizo que eligieras la capital española como residencia habitual?

REMED- Madrid. Amo de donde vengo, el Norte de Francia. Pero amo más a la Luz. Por ella vine a Madrid. También por sus consecuencias sobre el ser humano y la ciudad. Me gusta comparar la vida de Madrid con la de París hace justo 100 años.

¿Crees que tus frecuentes viajes nutren e influyen tu trabajo?

REMED- Sí. Más que nada por hacerme vivir cosas. Y descubrir otros puntos de vista.

¿De dónde viene tu nombre artístico REMED?

REMED- De que el Arte es mi remedio. Si no pudiera expresarme, estaría ahora en una casa de locos. Y amo pensar que el arte puede curar a algunas personas, aunque sea sólo por algunos segundos. Después de mi viaje por África, tuve un trastorno tremendamente fuerte. Parecía que mi Alma se había ido a otro lugar. La coincidencia, que no existe, me llevó a encontrar y trabajar con los patinetes de un hospital psiquiátrico en Francia. Fue un momento muy importante para mí. Me curó. Intentando curar a otros. Me permitió relativizar mi locura y reconocerme de nuevo, a través los ojos de otros mirando mi Arte. Mirándome.
El Arte cura.

¿Y los símbolos que utilizas para firmar tu obra?

REMED- Uno de estos dos símbolos es mi firma. El otro es la fecha. El primero es una contracción de mi primer tag: Guilo. Es la primera letra “g” sublimada por la coma del “i”. Anécdota: Un día, Mikael Gozet, un amigo, mio me dijo que parecía la lampara de donde sale un genio. Me gustó. También, hace tres años, percibí que este mismo símbolo puesto al revés, en simetría vertical, existía en el alfabeto japonés. Y significa: “imagen”.
El símbolo que utilizo para la fecha es muy famoso, no lo inventé. Es el 8 horizontal, el infinito. Los ciclos eternos.

Háblanos de los personajes que retratas, enrredas y fusionas en tus obras

REMED- Estos personajes somos nosotros. El ser humano hoy, ayer y mañana. Hay más o menos dos manera de entender estas fusiones. La primera es un asociación de entitades relacionándose. Unos de mis cuadros favoritos son las telas llamadas “pareja acostada” y “pareja sentada” (“Sittin’ Love” y “Layin’ Love”). La segunda consiste en presentar una misma persona, evolucionando. Uno de mis favoritos es “The movement”, un mural en Miami.

En tus últimas obras la estética arlequinesca que utilizas se ha tornado principalmente roja y azul, ¿por qué?

REMED- No estoy muy seguro de la razón… no soy yo quien escogí. Solo paso por una fase así. Supongo que tiene que ver con la crisis existencial por la cual pasé… No podía pintar color porque la alegría se había ido de mí. Era como una introspección recogiendo las bases. Como ves, mucho de mi Arte habla y muestra una profunda dualidad. Entre la luz y la sombra, lo considerado razón y locura. Y mucho, mucho más. Entre el azul y el rojo por ejemplo. Paz y sangre, frío y calor, agua y fuego…
Fin y principio.

Utilizas acrílico, bolígrafo, grafito, spray… sobre papel, tela, muros, el capo de coche… ¿Tienes algún límite en cuanto a técnicas o soportes?

REMED- Límites??? What for? Si se habla de Crear… no hay límites.
Quiero hacer volumen. Aprender otras técnicas. Cada técnica es un punto de vista. El mejor punto de vista que tienes, lo más completo, es tu entendimiento. Lo más lejos que puedas ir. Lo más que puedas encontrar y lo más que puedas dar.

Tu obra se caracteriza por tener un estilo límpio y perfeccionista, donde las lineas y masas de color conviven en armonía. ¿Cuáles son tus instrumentos de trabajo para conseguir estos resultados?

REMED- Gracias. Para mí es absolutamente esencial NO utilizar herramientas. A parte de tiempo y concentración. Tener la inevitable imperfección de la mano humana haciendo lo más perfecto posible. Porque mi Arte es muy gráfico, no puedo permitirme utilizar reglas, compás o cosas así… porque perdería mi esencia. Si miras de muy cerca mi obra, poniendo el ojo contra la tela, y te fijas en el camino de una línea que parece recta, verás que no lo es. Esto me gusta.

Las letras y los mensajes, a veces cifrados y con tipografías sorprendentes, están muy presentes en tu trabajo. ¿Qué función tienen?

REMED- Expresar cosas. Construir un diálogo. Despertar una cierta consciencia universal, un lenguaje presente pero olvidado en la sabiduría del espectador. Para tocarlo.

Además de las letras, existen símbolos, signos y señales que esconden significados y reflexiones. Háblanos de algunos de ellos como el tercer ojo, la mano de fátima, el faro, la llave, la balanza…

REMED- El Tercer Ojo, hace mucho que lo utilizo, que se puso en mis creaciones, y realmente hace poco que indagué sobre él… y (aunque aconsejo que busquéis vosotros mismos) descubrí esto: el tercer ojo viene de los reptiles. Todavía algunos de ellos tienen el rastro de este órgano ancestral. Nosotros, los humanos, también lo tuvimos, pero se cerró. Técnicamente, se llama la glándula pineale. Una pequeña glándula en forma de gota, escondida en el medio de nuestro cerebro. Esta glándula fue considerada como afuncional durante bastante tiempo. Pero unos científicos tras investigar descubrieron que está activada cuando un patiente está en estado de trance, meditación profunda o sobre la influenza de una molécula (o droga) llamada DMT. Esta misma molécula está directamente relacionada con el tercer ojo. La DMT está presente en todas las cosas, en cualquier ser orgánico. En el ser humano, solo está eficiente al acercarse a la muerte. Porque estando vivo, hay un enzima que impide su activación.
Anyway… cuando uno puede mirar por el tercer ojo, deja de ser humano para de ser el universo. No hay más tiempo, ni espacio, ni materia. Entiende que todo es uno. La organización cambia según los punto de vista.
El movimiento sigue, siempre.

La Mano de Fátima: No leí sobre esto, pero he viajado muchas veces a Marruecos. Ella está presente en todo lugar. En general en las puertas. Me dijeron que es una forma de protección. Una guía. Un ojo bienveillant (benévolo). También la mano es lo que más se utiliza para relacionarse físicamente con otra persona.

El Faro: Somos todos en un océano. Hay veces que necesitamos un guía. Luz.

La llave: Una llave abre puertas…

La balanza: El equilibrio. La dualidad aceptada. La armonía.

Te hemos visto recientemente en JUSTMAD3, con tu impresionante obra Opus Magnus, y en iam Gallery, en la collectiva “Las siete diferencias”. ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

REMED- Ahora voy a SaoPaulo, para pintar un mural. Luego a Sarajevo a pintar con 3ttman en la biblioteca nacional, en abril… Tal vez a Londres en mayo, Gambia en junio….y sigo. Pero me gusta mucho quedarme el mayor tiempo posible en mi ciudad, Madrid.

Muchas gracias por tus respuestas, como siempre ha sido un placer hablar contigo.

Texto origunal de “PAC Plantaforma de Arte Contemporáneo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s